viernes, 24 de octubre de 2008

Abusos horarios (Parte II)


por Javier Debarnot

      El doctor Furlang continuó con su exposición, sintiendo que cada una de sus palabras sonaba firme en los oídos de todos.
 
      -El cuerpo humano no está preparado para esa “sustracción” de un período de tiempo superior a las dos horas. Es antinatural para los parámetros de evolución temporal de cada uno de los microorganismos y células del individuo, y por lo tanto, cuando se producen estos bruscos cambios de husos horarios, se manifiesta una importante serie de malestares que van desde problemas de circulación, coágulos, trombosis, y paros cardiorrespiratorios, que por supuesto pueden conducir hasta la muerte. Este fenómeno conocido como el Síndrome de Jet Lag fue descubierto con los primeros vuelos transatlánticos que datan de principio de siglo. Hubo cientos de víctimas mortales y a punto estuvo de desatarse un escándalo que seguramente hubiera cambiado el curso y la historia de la aviación comercial. Pero todo gran problema tiene una gran solución que se traduce en la cantidad de ceros que le dan forma a una cifra millonaria. Los gobiernos más poderosos le dieron el ultimátum a las compañías aéreas: debían solucionar este grave inconveniente, y entonces éstas le pagaron millones de dólares a un grupo de los más prestigiosos científicos, para que idearan la forma de evitar el mortal Síndrome de Jet Lag- culminó esa frase Furlang y hábilmente dejó pasar unos segundos que acrecentaron la ansiedad de los presentes.
 
      -Estos genios lo lograron, y como todos los grandes genios, fueron adelantados a su época. Después de diversos estudios donde exploraron teorías de física cuántica y cuarta dimensión, llegaron a una conclusión: lo más viable para evitar todos los síntomas que les mencioné sería crear un desdoblamiento de la materia en el propio ser humano. Dicho en términos no científicos, para que todos puedan entenderlo, sería como una especie de “alter ego” pero tangible; un clon, diríamos en los tiempos que corren. ¿Para qué? Para que absorba todos esos malestares que se pueden producir debido al abrupto salto temporal, dejando ileso al organismo original que reaccionará como si nunca hubiera pasado nada. Pero la pregunta que todos ustedes estarán pensando es: ¿cómo hacer que se desdoble el organismo dejando salir a ese clon que se quedará con los probables virus? La respuesta es tan simple como sorprendente: con un impulso electromagnético.
 
      Eran casi las cinco cuando los periodistas italianos, argentinos y españoles tenían la inconfundible percepción de que estaban ante la noticia de la semana. Seguramente desde la puerta del juzgado abrirían la transmisión en vivo todos los informativos. Mientras tanto, el doctor proseguía.
 
      -Hay una norma vigente dentro de la Ley Internacional de Aviación. Por supuesto que es ultra secreta y sé que voy a tener problemas por revelarla, pero la cuestión es que esta norma rige la instalación en toda aeronave comercial de un dispositivo conocido en la jerga como “JLN”, que son las siglas de Jet Lag Neutralize. Todos los que han volado sabrán que, antes de despegar, desde la cabina se les pide a los pasajeros que desconecten todo artefacto electrónico para que no interfiera con los instrumentos de comando. Les informo que es todo una fachada- subía y bajaba el tono Furlang, con la habilidad de un maestro de ceremonias.- Es verdad que es fundamental que no haya interferencias, pero no para despegar sino para calibrar el “JLN”. Este sistema electromagnético está conectado a la base de todos los asientos, y con solo oprimir un botón, produce el efecto buscado.
 
      -Cuando se está volando a gran altura, promediando el trayecto, es el momento adecuado para liberar del “JLN” las imperceptibles pero potentes descargas que provocarán en cada persona el desdoblamiento de su materia orgánica. Es en ese instante donde, para decirlo gráficamente, todos los clones abandonan sus cuerpos o envases originales y se materializan en el espacio físico real. Y entonces debo aclararles algo crucial en todo este accionar: en los instantes previos a esta situación, siempre se simula alguna turbulencia para que todos los pasajeros se pongan el cinturón de seguridad. Por tal motivo, cuando viene la descarga y nace cada clon, éste intenta separarse del cuerpo que lo contenía pero choca contra el mecanismo de seguridad, y en ese rebote vuelve inmediatamente a formar parte de su cuerpo mentor, por así decirle. Esta transición dura centésimas de segundo, pero es suficiente para que el clon haya absorbido y liberado todos los síntomas del salto temporal. Nadie se da cuenta, nadie sufre, y el vuelo continúa como si nada hubiera pasado.
 
      Por primera vez en un cuarto de hora, intervino el juez de la causa aprovechando la pausa que intencionalmente había hecho el doctor.
 
      -Señor Furlang –arrancó firme y ofuscado- no tengo palabras, o más bien podría hablar de delirio, ciencia ficción, etcétera, etcétera, para describir todo lo que usted acaba de contar. Pero en el caso de que tuviera un mínimo asidero, ¿qué es lo que nos quiere transmitir concerniente al crimen que cometió el señor Marcos Di Salvo?
 
      -Pues que por algún motivo, está claro que Marcos no tenía puesto el cinturón en la transición de la que les hablé. Su alter ego salió de su cuerpo y nunca volvió a formar parte de él. Entonces, este clon de Marcos, resultó invisible en los primeros instantes pero luego se fue materializando tangiblemente hasta tener volumen, forma, peso… vamos, hasta ser una réplica exacta. Y a nivel intelectual, es al igual que la parte física, un desdoblamiento de la psiquis del individuo, pero con un exacerbamiento de los más bajos instintos, léase violencia, rabia, pasión, venganza. Cada clon que escapa tiene dos objetivos: primero no ser descubierto por su modelo original, y segundo cumplir con un deseo reprimido de este último.
 
      En ese preciso instante Marcos se sirvió el tercer vaso de agua y se lo bebió, aunque le hubiera venido mejor echárselo en la cara para reaccionar. Estaba como atontado.
 
      -Para resumirles: el clon de Marcos permaneció oculto durante lo que quedó del trayecto hasta Roma. Quizás se escondió en el baño, o fue a ocupar algún asiento libre en otro sector del avión. De alguna forma burló la vigilancia en el aeropuerto y ganó la calle. Siguió a Francesco Zibaldi hasta su barrio, consiguió un arma y simplemente esperó el momento propicio para ajusticiarlo, todo esto mientras el Marcos original, éste que aquí vemos –lo señalaba ampulosamente - estaba tranquilo esperando que se consumiera su escala en Fiumiccino y luego iba a seguir su vuelo rumbo a Madrid. Su único pecado pudo haber sido pensar, luego de la discusión con Zibaldi, “que mataría a ese tipo”. Pero que yo sepa, y me dirijo al jurado, no pueden juzgar a nadie por un arrebato de malas intenciones. Si no, no existirían cárceles en el mundo que pudieran contenernos a todos nosotros, ¿no? – Furlang tomó una bocanada de aire y volvió a arrancar con más firmeza que nunca - Marcos Di Salvo es absolutamente inocente del cargo del que se le acusa, y pido en este mismo momento que sea absuelto y que pongan todos los servicios de inteligencia y seguridad en pos de atrapar al verdadero asesino, es decir, su clon o alter ego. Esto es todo lo que tengo para decirles. Muchas gracias.
 
      Marcos fue condenado por homicidio calificado a los pocos minutos. Y al doctor Furlang lo internaron en un neuropsiquiátrico ubicado en las afueras de Turín. La prensa italiana quedó satisfecha porque al joven le cayó todo el peso de la ley: veintisiete años de prisión en una cárcel de máxima seguridad considerada de las más duras de Roma. A poco estuvo Marcos de estallar en un brote de locura cuando le comunicaron la sentencia. Su abogado ni atinó a pedir una apelación, al menos durante esa jornada que se recordaría como “el día del circo más desopilante de la historia judicial italiana”.
 
      Meses más tarde, Marcos ya se había malacostumbrado a su nueva vida. Una rutina que no se le desea ni al peor enemigo, su día a día en el pabellón condimentado con los peores ingredientes que puedan imaginarse: maltratos, vejaciones, soledad y pérdida de esperanza. Y no pasaba una sola noche en la que antes de conciliar el sueño no se preguntara qué había ocurrido en aquel vuelo y en aquella escala maldita. Ningún médico pudo comprobar algún tipo de síndrome de doble personalidad ni nada por el estilo. Él no podía más que negar que hubiera asesinado a Zibaldi, pero nadie le daba crédito y era tratado como un lunático desequilibrado.
 
      Una mañana volvía del patio y se dirigía a la cocina donde cumplía sus labores de limpieza, pero un guardia lo interceptó a medio camino.
 
      -Oye, argentino maricón- se le mofaba el policía más inescrupuloso de la prisión – tienes una visita, dirígete ahora mismo al despacho del alcalde.
 
      El recluso dejó la pila de trapos que iba cargando y, sorprendido, modificó el trayecto mientras iba nutriéndose de incertidumbre y ansiedad, porque jamás habían ido a verlo. En eso estaba Marcos, turbado en sus intrigantes pensamientos cuando el guardia le gritó desde el pasillo.
 
      -Por cierto, no sabía que tenías un hermano gemelo.





11 comentarios:

SebaCar dijo...

Waw ! que imaginacion !! Terriblee !!! muy bueno ! Me falta poco para volver a barna y hago escala en frankfurt, por las dudas no me saco el cinturon de seguridad, jajaja.

Abrazo !

YO!

Hermanos Bladimir dijo...

Excelente. Muy pero muy bueno.

Si fueramos caretas, te pondríamos 5 clarines... Pero somos más copados y te ponemos 5 estrellas.

Además, estuviste muy bien en poner los 2 capítulos seguidos. Si no, me iba a agarrar un suspenso que no me iba a dejar dormir, ni a mí, ni a mi clon.
...Y yo que justo no duermo con el cinturón de seguridad puesto.

Ahh!! A propósito, si lo llegás a ver al Doctor Furlang, preguntale si su tesis también vale para el caso de los departamentos que están muy altos. Porque en el ascensor quizás también haya algún desfasaje horario que desconozcamos.
[Sí conocemos los distintos valores horarios "horizontalmente" (a la altura del nivel del mar)... Pero quién te dice si hay desfasajes según la altura?]

Se abre un interrogante. Para pensar...

Un abrazo.

Ale Connolly dijo...

Excelente. Muy original e imaginatvio. Estaba necesitando de un poco de ciencia ficción de este tipo. Hacía rato que te tenía abandonado, veo que seguís escribiendo cosas muy interesantes y entretenidas. Te mando un abrazo.

mazlov dijo...

Me encanta la ciencia ficción y he de decir que estuviste muy a la altura del género. Excelente historia, la narración, los detalles, todo!

Anónimo dijo...

Excelente los 2, sinceramente no me asombra y no te lo digo como elogio por que se que lo tuyo siempre es de lo mejor, y se lo que digo por que siempre fui un gran lector.
gracias por el llamado, sinceramente fue la sorpresa que mas feliz de ese dia, los amigos (dandole el verdadero valor a esa palabra) que uno hace en la vida no son tantos y que me lo hagas notar siempre me hace muy feliz.
Un beso a la rubia , al actor , al que pronto no te dejara dormir y un abrazo grande para vos, chau AMIGO

Anónimo dijo...

Excelente Javi, de lo mejor!!
Lo lei en seguida y me atrapo como si fuese una pelicula de suspenso.
Me gusto mucho y mejor que lo dividiste en dos partes porque sino no arrancaba a leerlo por lo largo que era.
Te felicito
Abrazo
Gon

Andrés Ini dijo...

Sos un genio por haber publicado primero la parte II y luego la I, así se lee de corrido. Y Después de leer los textos, se corrobora, que sos genio!

Mariano dijo...

Muy bueno Javi. Ese problemita de descarga electrica debe tener Messi cada vez que viene a jugar a Sudamerica, parece que el que juega es el clon rengo y pechofrío. Por suerte esas cosas en el 130 no pasan...
Abrazo
Pety

mar dijo...

la popular pide la parte 3!!!

**VaNe** dijo...

simplemente...
clap clap clap clap clap!!!
clap clap clap clap!!
clap clap clap!!!!
me encanto!!!

Anónimo dijo...

De dónde sacaste tanta tanta imaginación para todo el argumento tan increíble del Dr. Furlang??? Yo con este cuento haría una película de cajón, es excelente!!!!!!!! Te atrapa, además lo narrás con tanto detalle y la teoría esa del clon parece tan científica que por un segundo te lo creés, jaja!!
RE RE RE BUENO JAVI!!!
(y no te lo digo porque sea tu hermana!!!)
Mari

Datos personales