¿Una iguana en Dinamarca?

¿De verdad la has visto? Pues todo puede ser...

Y después de este juego en el que te he paseado del mail hasta Twitter y de Twitter hasta mi blog, probablemente más que una iguana en Dinamarca quieras ver mis trabajos.

Aquí mismo te dejo los enlaces a:

mi perfil de Linkedin...

mi portfolio online...


Y te doy las gracias por aceptar este pequeño juego en donde me has regalado uno de los valores más importantes que tienes: tu tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿De qué planeta viniste, paracaidista cósmico?

Un infarto en el entretiempo